Yacimientos arqueológicos

Las diversas campañas de intervenciones arqueológicas en el Sahara Occidental han supuesto el descubrimiento de varios yacimientos que hasta entonces permanecían desconocidos, algunos de los cuales como Sluguilla Lawaj y Rekeiz, por su magnitud y complejidad están llamados a convertirse en lugares de referencia para la prehistoria del Sahara.

Aunque el país es inmensamente rico en yacimientos de todos los períodos en que podemos dividir la historia de la humanidad, nuestras intervenciones se han centrado exclusivamente en el ámbito de las imágenes rupestres, por dos motivos. En primero es el de la gran importancia arqueológica de estos conjuntos y el segundo el de los condicionantes que impone el territorio a la investigación. Hay que tener en cuenta que emprendió la tareas de excavar un yacimiento exige una mayor capacidad de permanencia sobre el territorio y un volumen de recursos y personal más grande de lo que la situación actual hace posible.

Sin embargo tenemos previsto comenzar su cuando las circunstancias nos lo permitan. Mientras tanto, la documentación fotográfica y documental de las imágenes rupestres, los monumentos funerarios preislámicos y de los yacimientos arqueológicos en general nos da la información suficiente como para poder elaborar los datos recogidos en los propios yacimientos en la Universidad de Girona y obtener unos resultados preliminares.

El descubrimiento de los nuevos yacimientos de grabado y pintura del Sahara Occidental ha incidido de manera notable en el panorama científico por la sorpresa que han causado. Tradicionalmente los arqueólogos suponían que el occidente sahariano no existía ningún núcleo de arte rupestre de magnitud comparable a la del Tassili los Adjer argelino o el Messak líbico, por citar los ejemplos más conocidos. Yacimientos como el de grabados de Sluguilla Lawaj, que se extiende ininterrumpidamente durante más de 35 km seguidos, o bien el de pintura de Rekeiz, que él solo supone casi cinco veces más de registro arqueológico de lo que se conocía hasta entonces dentro del territorio marroquí , saharaui y mauritano al mismo tiempo, han demostrado que los estudiosos trabajábamos con una idea equivocada.

Hallazgos relevantes en los yacimientos

A continuación se detallan algunos de los hallazgos más relevantes. Para ver las imágenes de los yacimientos, siga este enlace.

  • Gruna

    En la zona de Gruna hay una elevación granítica donde hemos documentado dos abrigos con pinturas rupestres donde se representan cuadrúpedos. A la entrada de estos abrigos también descubrimos abundantes objetos líticos y fragmentos de cerámicas decoradas con incisicions.

  • Sluguilla Lawaj

    Se trata de un yacimiento de grabados de trazo liso y continuo situado en la hamada del noreste del país, cerca de la frontera argelina. De este lugar ya se tenía noticia con el nombre equivocado de Ras Lantareg, que en realidad corresponde a un lugar distante. Además, sólo se conocía era una ínfima parte de lo que realmente se conserva en este lugar. Las imágenes que hemos documentado se encuentran grabadas en losas de cuarcita esparcidas por la llanura rocosa y desértica de la hamada en una franja de más de 35 km de manera ininterrumpida. A estas alturas ya tenemos localizadas más de 500 rocas, que aproximadamente conservan unos 1.000 grabados. La temática de estos grabados es principalmente animalística aunque también hay unas pocas representaciones de humanos y de figuras que no podemos descifrar. Los animales más representados son los bóvidos (gacelas, antílopes, búfalos ...), los rinocerontes, las aves (con presencia de varios avestruces), las jirafas, los carnívoros y los elefantes. Sluguilla Lawaj es un yacimiento comparable a los ricos yacimientos del Sahara Central. Su importancia radica en el gran número de imágenes que conserva, que nos ayudarán a conocer los pueblos que hace miles de años vivieron en las llanuras del Sahara Occidental.
  • Dirt

    El uadi Dirt discurre en sentido este-oeste y acaba por desembocar en el uadi Erni-Lejcheibi, que a su vez es un afluente por la margen izquierda del Seguía el Hamra. En esta zona conocemos dos lugares con grabados rupestres, unos parecidos a los de Sluguilla Lawaj hechos con incisiones y los otros bien diferentes producidos con el repicado. También hay inscripciones en el alfabeto líbico-bereber.
  • Requeiz Lemgasem

    Rekeiz es un yacimiento situado en la zona del Zemmur, a unos 30 km al noroeste de la población de Tifariti. Se trata del conjunto de abrigos pintados más grande que se conoce desde el Tassili argelino hasta el mar Atlántico. En las paredes de estos abrigos gresosos se conservan testimonios de la vida que llevó la gente que vivió, la cual también nos ha dejado los utensilios de piedra, cerámica y huevo de avestruz decorados en el mismo lugar. bovinos Abrigo de los Bovinos de Rekeiz Lemgasem Las representaciones que encontramos en los abrigos pintados de Rekeiz son muy variadas. Hay, sin embargo, una gran presencia de figuras humanas y de animales representadas de maneras muy diferentes, lo que nos hace pensar que el yacimiento de Rekeiz no se formó en un solo período cultural sino durante mucho más tiempo. Por tanto, es un yacimiento importante no sólo por el alto número de representaciones que aloja sino porque nos puede servir para establecer la secuencia cultural de parte de la prehistoria del Sahara Occidental. Hay que tener en cuenta que en este país se han realizado muy pocas excavaciones arqueológicas y que a la espera de otros datos el arte rupestre es el testimonio más asequible que nos queda de la vida del pasado.
  • Requeiz Ajahfun

    Este yacimiento, documentado por primera vez en 2003, conserva unas pocas figuraciones de los momentos más recientes de la protohistoria del Sahara Occidental. Se conoce porque los personajes ya no llevan arcos o bastones llencívols sino escudos redondos y jabalinas. A veces montan caballos.
  • Uadi Ymal

    Este yacimiento se encuentra a unos 30 km al suroeste de Rekeiz. Ya fue descubierto en época colonial pero nunca fue estudiado ya que sólo se dio noticia de su existencia. Sus dimensiones son reducidas, pero uno de los abrigos, el abrigo del Hombre Fuerte, es especialmente sugerente porque recuerda una representación famosa del Tassili argelino.
  • Asako

    En este lugar, situado en el noreste de Bir Lehmer, conocemos solo un abrigo con representaciones de dos tipos de humanos. Uno son muy esquemáticos y están realizados con un trazo grueso mientras que los otros se han representado con un contorno fino y dejando el interior del cuerpo hueco.
  • Uadi Kenta

    Los abrigos pintados del uad Kenta encontramos representaciones similares a las de Rekeiz, que nos indican que las comunidades que pintaron aquellos abrigos habitaron en una gran área del Sahara Occidental. Las representaciones más características del uad Kenta son unas imágenes no figurativas de significado desconocido para nosotros, que no hemos podido relacionar ni con los signos del alfabeto líbico-bereber, ni con las marcas de camellos ni con los motivos de la artesanía local.
  • Blugzeimat

    El yacimiento de Blubzeimat se encuentra en la región del Tiris. En aquel lugar se conservan cientos de grabados repicados, no incisos como Sluguilla Lawaj, efectuados sobre losas de mármol. La temática principal representada en las losas es animalística, aunque también hay imágenes de humanos con arcos y signos no figurativos, algunos de los cuales son similares a los que representan diversos pueblos del Sahel. blugzeimat Grabados repicados de Blugzeimat (antiguo Gleb Terzug). [widgetkit id="5"]
  • Leigtitira

    Las primeras noticias de la existencia de abrigos pintados a Leigtitira datan de los años 70 del siglo XX. Durante la campaña de 2001 visitamos este lugar y pudimos documentar un abrigo pintado. Había representaciones de humanos hechas con un contorno grueso y varios cuadrúpedos. El suelo rocoso del abrigo estaba lleno de concavidades excavadas que interpretamos como morteros y molinos, algunos de los cuales eran de tamaños considerables.
  • Lejuad

    En este macizo estamos trabajando en varios abrigos con pinturas y grabados rupestres que ya eran conocidos durante la época colonial. El más espectacular y conocido es la cueva del Diablo, una gran cavidad donde se conservan pinturas y grabados (tanto en la pared como en el suelo) así como muchísimas concavidades excavadas en el suelo de roca granítica que se interpretan como molinos, algunos de los que también presentan grabados en su interior. Hasta hace poco de este abrigo habríamos destacado especialmente la presencia de unas imágenes de humanos grabadas que casi son de tamaño natural. Afortunadamente, sin embargo, durante la campaña de 2001 hemos podido documentar gracias a la fotografía nocturna con luz rasante multitud de grabados de cuadrúpedos y humanos que hasta ahora nadie había visto. De estas nuevas descubiertas las imágenes más espectaculares son un conjunto de grabados en forma oval la altura es superior a la de una persona. Dentro de estas formas ovales hay figuraciones muy complejas que aún estamos estudiando.
  • Gleb Dan Dan

    Este yacimiento también es inédito. Se encuentra en el sur del país, en un afloramiento alargado de rocas negras y redondeadas cercano a la elevación de Dan Dan. En total conocemos más de cincuenta grabados repicados de animales y humanos bastante distintos de los que encontramos en los otros yacimientos. glendandan Personaje de Gleb Dan Dan blande un hacha de doble filo.
  • Zug

    Zug es el nombre de un pozo del sur del país donde se edificó un fuerte español. Entre estos puntos y una colina están los restos de un poblado enterrado por la arena. Allí se han descubierto abundantes piezas cerámicas decoradas, una de las cuales se expone en el Museo Nacional del Pueblo Saharaui, así como objetos líticos. En este extremo sureste del país este tipo de poblados son abundantísimos, sobre todo en los lugares donde hoy en día sólo hay dunas, y parece que hay que relacionarlos con yacimientos neolíticos similares del norte de Mauritania.
  • Otros yacimientos

    El territorio del Sahara Occidental es muy rico en restos arqueológicos y los yacimientos, de épocas diversas y de interés variado, son innumerables. En el transcurso de nuestro trabajo hemos documentado yacimientos del paleolítico inferior con bifaciales (a Rekeiz Lemgasem y Bir Lehlu), yacimientos aterians, que según quien lo proponga tanto pueden datar de un momento en que en Europa se da la parte final del Paleolítico Medio y la inicial del paleolítico superior o bien durante el paleolítico medio más antiguo, y otros lugares con industrias posteriores a las aterianes pero que aún no tienen una cronología precisada. En todo el país también es muy habitual encontrar monumentos preislámicos, la mayoría de los cuales son tumbas. Su tipología es muy variada y no es exclusiva del Sahara Occidental ya que todo el desierto se encuentran el mismo tipo de construcciones. Estos monumentos habitualmente se relacionan con los primeros pueblos bereberes que se adentraron en el desierto.